Divertidos y bonitos tarros de colores - Mermeladas La Vieja Fábrica

Tarro colores La Vieja Fábrica

Divertidos y bonitos tarros de colores

Hacer manualidades es uno de los entretenimientos más relajantes y divertidos que existen. Para aquellos días en los que nos quedamos en casa es, además, una buena manera de pasar tiempo en familia y mantener entretenidos a los más pequeños con nuevos retos y actividades que estimulen su creatividad.

Por eso, te proponemos realizar estos divertidos tarros de colores. Son muy sencillos de hacer y solo necesitarás unos materiales básicos que seguro que tienes en casa: sal, tizas de colores, un tarro vacío de mermelada sin trozos de 280 gramos de La Vieja Fábrica, cuerda y retales de tela de colores.

Esta manualidad encantará a los niños –de hecho, a menudo suele realizarse también como actividad didáctica en el colegio- ya que les permitirá experimentar con la sal y pasar un buen rato en familia.
Y para los mayores, el reto es doble. Además de las diferentes combinaciones de colores, siempre se puede intentar crear paisajes de inspiración marina o de montaña, dibujos sencillos o incluso patrones.
Una actividad muy entretenida que puede dar como resultado un bonito regalo para los abuelos y amigos o un nuevo elemento decorativo para cualquier rincón de casa.

Herramientas

 - Tarro de mermelada La Vieja Fábrica 280 g.
- Sal
- Retal de tela
- Cuerda
- Tizas de varios colores
- Papel de lija
- Folios
- Tapón de corcho
- Palillo e brocheta



Paso a paso: 

Paso 1: Doblamos el folio a la mitad


Paso 2: Vertemos sobre él un puñado de sal


Paso 3: Lijamos la tiza y dejamos caer los restos sobre la sal


 
Paso 4: Removemos con el palo de madera a fin de mezclar bien la tiza con la sal. de esta manera la sal se teñirá del color seleccionado


Paso 5: Vertemos con ayuda del folio doblado la mezcla en el tarro, de esta manera iremos configurando las capas de color. En el centro dispondremos el tapón de corcho. Este nos ayudará a darle consistencia y además ahorraremos materiales


Paso 6: Repetimos el mismo proceso con los colores que más nos gusten. Los iremos añadiendo capa por capa, cuantos más colores diferentes formas tendrá nuestro tarro


Paso 7: Cortamos el retal de tela. Necesitaremos 10 cm de ancho y 10 de largo. Servirá de tapadera


Paso 8: Finalmente fijamos la tapadera con un trozo de cuerda y lo anudamos bien


 
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.