Tenebrosos candelabros de Halloween - Mermeladas La Vieja Fábrica

Chulísimo Halloween DIY con La Vieja Fábrica

Tenebrosos candelabros de Halloween

Termina octubre y, junto con la llegada del frío, las noches se hacen más largas y los monstruos y fantasmas salen de sus casas para visitar nuestros hogares en la terrorífica noche de Halloween. Esta fiesta importada del mundo anglosajón cuenta con cada vez más seguidores en España y es esperada con ansia por los más pequeños de la casa. Es la noche en la que podrán estar despiertos hasta bien tarde y disfrazarse para salir con sus amigos en busca de caramelos y golosinas.

Por eso, es importante que prepares tu hogar para la ocasión y que tengas a mano una cesta o una bolsa con dulces si no quieres que te den un buen susto.
Telarañas, calabazas, escarabajos… Mientras más terrorífico sea el decorado, mejor. La decoración de Halloween suele incluir elementos que, en otras circunstancias, causarían un buen susto a más de uno.
Pero lo bueno es que con un poco de imaginación y de tiempo puedes prepararla tú misma.

Por ejemplo, puedes transformar tus tarros usados de mermelada tradicional La Vieja Fábrica de 800g en un tenebroso candelabro. Decoraremos el tarro con motivos muy propios de Halloween y añadiremos un pie de madera o de cerámica pintado a mano. Por último, pondremos una vela alta sujeta con sal para iluminar la Noche de los Muertos.
¡Quedará de miedo en tu salón, en la ventana o en la entrada de casa!
 
Herramientas:
 


 
-Tarro de mermelada La Vieja Fábrica, variedad Tradicional de 800g
-Spray de pintura naranja
-Pegamento termofusible
-Cinta de carrocero
-Cinta decorativa
-Base o peana. Nosotros hemos reutilizado un vaso de cristal
-Velas altas

Paso a Paso:

​ 1: Pintamos la base de nuestro candelabro con spray lo dejamos secar


2: Continuamos enmascarando con la cinta de carrocero la parte superior del tarro para pintarlo del mismo color que la base.


3: Rociamos con el spray salvando la parte superior.


4: Ponemos el pegamento termofusible en la parte superior de la base.


5: Y la colocamos de manera centrada en la parte inferior del tarro.


6: Decoramos con cinta en la línea sin pintar.


7: Rellenamos con sal o bicarbonato tres cuartos del tarro.


8: Introducimos la vela alta y le hemos dado un toque final añadiendo algunos caramelos en la parte superior
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.