¡Di adiós al estrés! Pequeños hábitos para llevar una vida sosegada - Mermeladas La Vieja Fábrica
eshop

Habitos para vida saludable con Susarón

¡Di adiós al estrés! Pequeños hábitos para llevar una vida sosegada

Comienza el nuevo curso y en estos meses otoñales la mayoría de los mortales volvemos también a nuestras obligaciones y a la rutina. Vuelta al trabajo para los adultos, al colegio para los más pequeños, a las actividades extraescolares y a las tareas domésticas… Una época del año que para muchos puede llegar a suponer un estrés excesivo cuando la carga de actividades y los tiempos no se gestionan del todo bien.
Casi todos tenemos claro que nuestra vida es mucho más que una simple lista de tareas, pero, ¿cómo conseguir la serenidad?
En La Vieja Fábrica te contamos algunos trucos que te ayudarán a encontrar tu propio equilibrio y a llevar una vida más sosegada. Pequeños hábitos que te ayudarán a vivir manteniendo el estrés bien lejos.

Sustituye el “tengo” por el “quiero”

Todos tenemos que trabajar pero mejor hacerlo con ganas. Regálate pequeñas pausas en tu jornada laboral, comparte charlas y risas con tus compañeros, busca actividades que te apasionen fuera del trabajo y dedica cinco minutos al día para la reflexión... En definitiva, plantéate pequeños retos cada día que te ayuden a sentirte mejor contigo mismo y a combatir el estrés.


Empieza el día con buen pie

Sabemos que a veces las jornadas pueden volverse interminables y podemos llegar a estar sometidos a una gran presión. Por eso, es muy importante no salir de casa sin haber hecho bien los deberes. Tomar un buen desayuno, variado y equilibrado, te ayudará a aguantar mejor el ritmo diario.
Es importante que en tu desayuno estén presentes los principales grupos de alimentos (cereales, lácteos, frutas…). Y, si quieres, puedes ponerle un toque dulce con alguna de las variedades tradicionales de La Vieja Fábrica.

Sonríe

La vida no siempre nos trae momentos buenos pero, incluso en esos momentos de nervios o de tensión, en los que nos sentimos más vulnerables, es importante intentar dibujar una sonrisa. Y no es solo palabrería. Estudios médicos señalan que, cada vez que sonríes, el cerebro segrega betaendorfinas y reduce los niveles de cortisol hasta un 39%, y de adrenalina, en un 70%.
No te boicotees
A menudo nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. El vocabulario que utilizamos puede contribuir a aumentar nuestro nivel de estrés. Por ejemplo, si te repites constantemente que estás desbordado, esa sensación aumentará. No se trata de ignorar o negar una situación de estrés, simplemente se trata de darle su justa importancia.
Minduflness
El mindfulness te ayuda a relajarte, haciendo que tu mente no se disperse y se centre en el aquí y el ahora. Puedes practicarlo en cualquier momento del día. Simplemente dedica unos minutos a relajarte. Apaga el móvil, la tele o la radio y olvídate de todo lo que te rodea. Tan solo concéntrate en ti mismo.

Practica deporte

El deporte es una de las mejores armas contra el estrés que existen. Ayuda a tu cuerpo y a tu mente a liberar las tensiones acumuladas y permite liberara endorfinas que aumentan la sensación de bienestar. En equipo o de manera individual, en el gimnasio o al aire libre… se trata de que dediques unas horas a la semana a practicar la actividad que más te guste.

Habla

No te guardes solo para ti aquello que te hace sentir mal. Por muy ocupado que estés, intenta buscar huecos para quedar con tus amigos y para socializar. Aprovecha ese tiempo para evadirte pero también para hablar de lo que te angustia. Además de hablar, hacer cosas en compañía también genera

Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.