La importancia de cuidar la calidad de los alimentos - Mermeladas La Vieja Fábrica

¿Por qué es sostenible comer fruta?

La importancia de cuidar la calidad de los alimentos

 Ahora que el verano está a la vuelta de la esquina y aumentan las quedadas con amigos y familias, barbacoas, picnic, fiestas locales, celebraciones, días de playa o de campo… raro es el encuentro en el que la comida no cobra un papel protagonista.
Y ahora viene la pregunta ¿Qué es más importante, comer menos o comer mejor?
Si lo que se está buscando es un déficit energético, sin duda, es importante disminuir la cantidad, pero, en cualquier caso, la calidad de lo que se ingiere debe primar sobre la cantidad.
Para entender esto un poco mejor vayamos un paso más allá.
Para poder llevar a cabo sus funciones de manera correcta, nuestro cuerpo necesita micronutrientes, entre los que están vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos y fibra entre otros, y también necesita macronutrientes, vamos a centrarnos en estos últimos.
¿Por qué son importantes los macronutrientes en nuestra dieta?
Los macronutrientes están formados por tres grandes grupos, hidratos de carbono, proteínas y grasas, y todos son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.
  • Los hidratos de carbono tienen una función energética y actúan como almacén y reserva de energía, también forman parte de tejidos del organismo como el tejido conectivo o el tejido nervioso y de moléculas tan importantes como el ADN.
Se encuentran principalmente en cereales, azúcares, tubérculos, legumbres, frutas y verduras.
  • Las proteínas tienen una función estructural y se encargan de construir, mantener y regenerar las células.
Pueden ser de origen animal o vegetal y se encuentran en alimentos como la carne, huevos, queso, pescado, yogur o las almendras.
  • Las grasas se utilizan como almacén de energía, pero, además, sirven de estructura para producir hormonas y otras sustancias, facilitan el transporte de vitaminas, sujetan y protegen los órganos internos y forman parte de la membrana de todas las células.
Es importante distinguir entre aquellas grasas que son beneficiosas para el organismo (insaturadas), las que hay que tomar con moderación (saturadas) y las que se deben evitar (trans).
Las grasas insaturadas, coloquialmente conocidas como “buenas” se encuentran en alimentos como aguacate, queso de cabra, soja, aceitunas negras, salmón, nueces, chocolate negro, plátano, avellanas, garbanzos o aceite de oliva.
Hay que prestar atención a la calidad, pero también a las proporciones
Con todo lo que hemos visto anteriormente, ya te habrás dado cuenta que dos platos preparados con el mismo valor energético pueden dar respuestas totalmente diferentes en el organismo, de ahí la importancia de cuidar, tanto las proporciones de cada macronutriente como la calidad de los alimentos que lo conforman.
En La Vieja Fábrica somos conscientes de la importancia de esto y por eso elaboramos nuestra línea de mermeladas cero azúcares refinados en la que utilizamos un endulzante 100% natural a base de concentrado de manzana y algarroba, para que puedas disfrutar de todo el sabor en tus platos sin descuidar tu salud.
 
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.