eshop

Planes de fin de semana para no aburrirse - La Vieja Fábrica

Planes para un fin de semana diferente

¿Se ha hecho larga la semana? ¿Ha sido duro el trabajo estos días? Por suerte, el fin de semana ya está aquí, y con él un montón de posibilidades de descansar, desconectar y disfrutar de ciertos placeres muy asequibles que las prisas de la vida diaria nos tienen vedados. Ahora se trata de exprimir el tiempo libre, pero sin ansiedad; de aprovecharlo bien sin crearnos nuevas preocupaciones. ¿Cómo se hace? Pues planificándolo con cabeza, poniendo nuestra mejor disposición… Y cómo no, escogiendo muy bien la compañía. A continuación ofrecemos algunas opciones tentadoras para lograr que tu fin de semana parezca de más de dos días:

6 ideas para disfrutar el fin de semana

 
  1. Desayuno en la cama. Como todos, le has cogido cierta manía al despertador. El fin de semana es el momento en que podemos permitirnos silenciarlo, remolonear un poco y desayunar en la cama. Café o té, zumo de naranja, cereales. Y para los #MermeladaLovers, cómo no, alguna deliciosa mermelada de La Vieja Fábrica untada en pan o las galletas. Si quieres hacer el desayuno más especial, prueba sabores distintos a los tradicionales. Solo hay un asunto por resolver: ¿quién se levanta a prepararlo?
  2. Pasear. Deambular sin rumbo fijo, hacer el flâneur, está de moda. No hay que dirigirse a un centro comercial, ni a visitar a nadie en concreto; basta dejarse llevar. Asegurarse de que el teléfono móvil nos da una tregua, conversar tranquilamente con quien nos acompañe o simplemente disfrutar del silencio, fijarse en los grandes y pequeños detalles que nos suelen pasar desapercibidos en nuestra prisa cotidiana y, de paso, hacer un poco de ejercicio.
  3. Atreverse con recetas exigentes. Entre semana, probablemente hemos comido mal algunos días, improvisando cualquier plato de urgencia sobre la marcha. O hemos regresado a casa sin fuerza ni ganas para ponernos con los fogones. Pero el fin de semana es el momento ideal para aislarnos de todo y practicar ese (también) relajante ejercicio que es cocinar sin prisa y sin presión. Por ejemplo, ensayando algunas recetas que requieren tiempo y concentración, como una pasta rellena de carne picada y crema de castañas, o una tarta de queso manchego con mermelada cremosa de fresas. Delicias que sin duda alegrarán tu fin de semana.
  4. Conquista un castillo. Los hay por todas partes, la mayoría bien restaurados y accesibles para todos. A los niños les encanta, y los mayores también se dejan seducir por su encanto. Llenos de historia y de leyenda, los castillos españoles son una atracción aún por descubrir para mucha gente. Hay algunos entusiastas que se convierten en verdaderos “coleccionistas” de castillos visitados, y hay quien se aficiona tanto que ha acabado siendo un pequeño experto en Historia. Al regreso, regálate una buena merienda con mermeladas de La Vieja Fábrica.    
  5. Un picnic como los de antes. Ha salido el sol, prepárate para disfrutar en el parque o en el campo, con amigos o en familia, con juegos de toda la vida y ricos platos que degustar. Prueba a llevar una ensaladilla rusa con alcaparras y crema de albaricoque, albóndigas de pavo y curry con salsa de mermelada de frambuesas y de postre unas torrijas de emmental con mermelada de mora puede ser un posible menú. Con recetas así, ¡vas a querer hacer picnic todos los findes! Pero el alimento más importante en estos casos es un poco de aire fresco y una grata compañía.                    
  6. Aprende algo nuevo. Practica ese paso de baile que has visto en la tele, o hazte con la letra de esa canción y prueba a sacarle los acordes con la guitarra; decídete por fin a calzarte los patines, o acude al teatro para descubrir a ese nuevo dramaturgo del que todo el mundo habla. Ponte a prueba con los DIY de La Vieja Fábrica, o ve a un museo con tu libreta para emular a los grandes maestros, pero no desaproveches la ocasión que te brinda el fin de semana de ampliar tu horizonte.   
   
 

 
Recibe todas nuestras promociones y novedades