Las frutas de otoño - Mermeladas La Vieja Fábrica

frutas otoñales

Las frutas de otoño

Después del verano soleado el otoño toma el relevo marcando para muchos la vuelta a la rutina. Aunque tiene fama de ser una estación tristona en la que los días se van haciendo más cortos, en realidad el otoño es una época estupenda para disfrutar en familia y con amigos, ahora ya sin el calor veraniego.

El bosque y la ciudad se tiñen con los bonitos colores otoñales, invitando a pasear entre las hojas caídas. Es el momento de ir a buscar setas y castañas, y también de redescubrir el mercado con sus apetecibles productos de estación. Porque la naturaleza es muy sabia y nos regala frutas de otoño muy sabrosas y saludables, llenas de vitaminas para protegernos de la llegada del frío. ¡Hay que aprovechar que están en plena temporada!

Frutas otoñales



Estamos tan acostumbrados a encontrar de todo en cualquier momento del año, que casi se nos ha olvidado lo importante que es apostar por productos de temporada. Frutas, verduras y hortalizas tienen un calendario natural que merece la pena recuperar. Los productos de estación son mucho más sabrosos, más nutritivos y sostenibles, y también mucho más baratos. ¿Y qué tienen de especial las frutas otoñales?     

En otoño necesitamos reforzar el organismo contra la bajada de temperaturas y los típicos resfriados. Hay menos horas de sol y el cuerpo pide más vitaminas y energía, y todo lo podemos encontrar en las frutas otoñales. Por ejemplo, ahora empieza la mejor temporada de críticos, cargados de vitamina C y fibra, de las energéticas castañas y también es tiempo de recolección de frutas silvestres.

Son días de salir a llenar la cesta de higos, castañas y bayas. Pequeñas frutas que ahora salpican los caminos como auténticos tesoros, pues concentran una enorme cantidad de nutrientes. Frutos del bosque como los arándanos, moras y frambuesas son verdaderos superalimentos, gran fuente de antioxidantes, minerales y vitaminas con muy pocas calorías pero muchísimo sabor, casi como golosinas naturales.

¿Cuál es la pega que tienen? Son muy delicadas. Si queremos conservarlas en casa lo mejor es guardarlas en la nevera, sin lavar, dentro de una bolsa perforada y sin amontonarlas, pero hay que comerlas rápido. Pero no hay que renunciar a disfrutarlas todo el año, y es que las frutas de otoño siempre han protagonizado algunas de las mejores mermeladas tradicionales.
 

Mermeladas con frutas de otoño para todo el año



Nuestras abuelas ya sabían que el secreto de una buena conserva es elegir bien los ingredientes, solo así se consigue un sabor y textura de los de toda la vida. Las mermeladas de La Vieja Fábrica se mantienen fieles a la receta original, una elaboración artesana utilizando únicamente fruta de primera calidad. Así podemos seguir disfrutando de las mejores frutas de otoño en cualquier época, aprovechando todos sus beneficios e irresistible sabor siempre que nos apetezca.
 
  • Mora de zarza. También llamada zarzamora, crece de forma silvestre en caminos, campos y llanuras soleadas a principios del otoño. Destaca por su contenido en pigmentos naturales que refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a regular el colesterol. La mermelada de mora de zarza es dulce y fresca, perfecta para combinar con quesos en recetas como las torrijas de Emmental rellenas de mermelada de mora
  • Frambuesas. Ligeramente más ácidas pero igual de aromáticas y sabrosas, producen una mermelada muy fina. La frambuesa es rica en antioxidantes y minerales, y ayuda a estimular el apetito. Ya sea en su versión Tradicional o Diet, la mermelada de frambuesa es un clásico de desayunos y meriendas que también sorprende en platos salados, como las albóndigas de pavo y curry con salsa de  mermelada de frambuesas.
  • Castañas. Este fruto seco casi parece una fruta, ya que tiene muchas menos calorías pero también son muy nutritivas. Las castañas cayendo de los rebosantes árboles son un símbolo del otoño. Asadas o cocidas se vuelven cremosas y dulces. La crema de castañas resulta ideal para untar en pan, montar canapés, rellenar carnes o acompañar postres.
  • Higos. El fruto de la higuera es típicamente mediterráneo y se recolecta desde finales de verano hasta principios de otoño. Son ricos en hidratos de carbono, una gran fuente de energía natural excepcionalmente dulce. La carne es tan jugosa que la mermelada es toda una tentación para rellenar tartas o aderezar platos de carne de lujo.
  • Arándanos. Tan pequeños como verdaderas bombas de nutrientes y sabor, los arándanos tienen multitud de beneficios para la salud y son considerados toda una delicatessen gourmet. La mermelada de arándanos es un lujo en la mesa con su potente color azulado rubí que se emplea tanto en postres como para preparar salsas, guarniciones y rellenos de carnes y verduras.
 
¿A qué ahora el otoño pinta mucho más sabroso? Vuelve a enamorarte de la estación con el sabor de antaño de las mermeladas tradicionales, y experimenta con todas las aplicaciones que tienen las mermeladas de frutas de otoño en la cocina. ¿Cuál es tu favorita?
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.