Mini roscones con mermelada de frambuesa - Mermeladas La Vieja Fábrica
eshop
Mini roscones con mermelada de frambuesa La Vieja Fábrica

Mini roscones con mermelada de frambuesa

Tiempo de preparacion:
60 minutos
Dificultad:
Media
Raciones:
6
Ingredientes
Para preparar la masa de arranque: 70 g de leche entera
3 g de levadura seca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 g de harina de fuerza
Para la masa: 60 g de leche entera
70 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
7 g de levadura seca de panadería
25 g de agua de azahar
450 g de harina de fuerza
1 pellizco de sal
120 g de azúcar
Ralladura de medio limón
Ralladura de media naranja
Elaboración

¡Ya están llegando! Sus majestades, los Reyes Magos de Oriente ya están en camino para llenar de magia e ilusión todos los hogares españoles, pero antes es condición indispensable de la noche de Reyes, dar un paseo por las calles de la ciudad mientras vemos la cabalgata y tomar un trozo del rico roscón de reyes, un dulce típico de esta celebración, donde solo en Madrid, se comercializan más de 2,5 millones al año, y es que, ¿Algo de especial tendrá no?
 
El roscón tiene su origen en la antigua Roma donde lo que hoy se relaciona con el nacimiento de Jesús se originó con unas celebraciones paganas llamadas “Las saturnales”, que rendían homenaje al dios de la agricultura y las cosechas, Saturno, y al fin del periodo más oscuro del año y al inicio de la luz.
Estas fiestas se celebraban con motivo de la finalización de la siembra del invierno y la finalización de los trabajos del campo y uno de las delicias dulces que se tomaban en esta celebración era una rosca elaborada con miel, frutos secos, dátiles e higos. Sin embargo el haba del roscón no se introdujo hasta el siglo III D.C. y era considerada un símbolo de prosperidad y fertilidad.
Ya en el S.XVII cambió la interpretación del haba, y fue el cocinero de Luis XV quien introdujo una moneda de oro, a modo de premio en el roscón. Esta versión se introdujo en España gracias a Felipe V, cambiando la moneda de oro por una figurita de cerámica, coronando como rey a quien le tocara esta figurita y haciendo pagar el roscón a quien le tocara el haba.
 
Nosotros hoy te traemos la versión del roscón, en mini roscones rellenos de mermelada de frambuesa, deliciosos e ideales para tomar con un café caliente o una buena taza de chocolate. Y tu… ¿Te has portado bien?
 
 ELABORACIÓN:
 

  1. Para la masa de arranque templar la leche y deshacer la levadura en ella. Mezclar con el resto de los ingredientes y formar una bola.
  2. Poner un bol con agua templada y meter la bola de la masa de arranque en él. Cuando flote, en aproximadamente 10 minutos, estará lista para utilizar con la masa principal.
  3. Para la masa principal, mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
  4. Añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja, la masa de arranque y la leche con la levadura.
  5. Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
  6. Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
  7. Cuando haya quedado la mezcla elástica, hacer una bola y dejar que aumente su tamaño durante aproximadamente un par de horas.
  8. Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla 10 y dar forma de bolas. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
  9. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
  10. Dejar reposar hasta que doblen su volumen, unas dos horas.
  11. Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con las almendras fileteadas y el azúcar remojado.
  12. Precalentar el horno a 200°C, calor arriba y abajo.
  13. Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180°C los últimos 10 minutos de cocción.
  14. Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar con la mermelada de frambuesa
 

 

Recetas relacionadas

Mini roscones con mermelada de frambuesa La Vieja Fábrica
Mini roscones con mermelada de frambuesa
Picantones asados con mermelada de naranja dulce
Picantones asados con mermelada de naranja dulce
Crema de coliflor con foie y mermelada de frutas del bosque
Crema de coliflor con foie y mermelada de frutas del bosque
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.