Postres salvajes y desenfadados para seguir cuidándonos - Mermeladas La Vieja Fábrica
Postres salvajes y desenfadados para seguir cuidándonos

Postres salvajes y desenfadados para seguir cuidándonos

Tiempo de preparacion:
40 minutos
Dificultad:
Medio
Raciones:
4
Ingredientes
Base: 80 g de galletas
50 g de mantequilla
Gelatina: 150 g de mermelada de frambuesas Diet La Vieja Fábrica
3 hojas de gelatina
75 g de agua
frambuesas
Pannacotta: 200 g leche de coco
100 g de nata
100 g de mermelada de frambuesas Diet La Vieja Fábrica
6 hojas de gelatina neutra
Elaboración

A las frambuesas les encanta el calor pero hoy en día las podemos encontrar en fruterías y supermercados en casi cualquier época del año. Unos frutos pequeños de intenso color rojo y gran sabor que han demostrado ser muy, muy versátiles en la cocina. No en vano, son ideales para preparar salsas y mermeladas y, cómo no, para ponerle el toque de sabor a deliciosos y originales postres. Las frambuesas silvestres forman parte del consumo humano desde hace miles de años y en la actualidad gozan de una segunda juventud gracias a la enorme variedad de opciones que ofrecen en la cocina. Gracias a su sabor dulce y jugoso y a su poder antioxidante son muy recomendables en una dieta sana y equilibrada. Cuando están frescas, las frambuesas son grandes aliadas para mantener la línea y la salud. Son bajas en calorías y poseen mucha fibra, vitaminas y antioxidantes. Eso sí, son también muy perecederas por lo que lo ideal es consumirlas pronto y conservarlas en el frigorífico.

Además de consumirlas frescas, las frambuesas pueden convertirse en el elemento estrella de los postres más apetecibles. Bizcochos, mermeladas, macarons, tartaletas, espumas, jaleas… Sus posibilidades en la cocina son enormes.
Por ejemplo, estos pasteles de frambuesa con panna cotta de frambuesas y leche de coco. Siguiendo esta sencilla receta, podrás preparar unos pastelitos individuales sobre una base de bizcocho que son perfectos para servir en meriendas y eventos especiales. El toque final, sobre la panna cotta, lo pondrá la gelatina elaborada con mermelada de frambuesas sin trozos La Vieja Fábrica.

Toda una delicia para los cinco sentidos.
 
ELABORACIÓN:
 
Machacar las galletas o triturar en un robot de cocina, mezclar la mantequilla fundida con las galletas machacadas hasta formar una masa.
Colocar la masa en la base de los moldes individuales de unos 10 cm, apretando ligeramente para que se cuaje y forme una base de 1-2 cm., introducir en la nevera.
 
Poner a hidratar las hojas de gelatina en abundante agua fría, mejor cada elaboración por separado, aunque si las hojas de gelatina están enteras es fácil de separar una vez hidratadas.
 
Por otro lado, hacer la gelatina mezclando el agua con la mermelada y la calentamos hasta que justo hierva y la retiramos del fuego. Incorporar las hojas de gelatina y mezclar hasta que este totalmente diluida, dejar enfriar a temperatura ambiente. Una vez frio pero no cuajado, colocar una capa de 1 cm aproximadamente  de gelatina sobre la base de galleta, dejar enfriar en la nevera.
 
Mientras, hacer la panna cotta: en un cazo, calentar la nata junto con la leche de coco, añadir la mermelada de frambuesas y triturar.
Incorporar la gelatina hidratada y escurrida, mezclar y dejar enfriar a temperatura ambiente, terminar de llenar el molde con la panna cotta y dejar en la nevera hasta el momento de servir.
 
Servir en platos con unas fresas y unas hojas de menta.
 

 
 
 

Recetas relacionadas

Crepes de avena y mermelada
El capricho más saludable: crepes de avena y mermelada
El salmón como nunca lo habías visto, con mermelada y cinco especias chinas
El salmón como nunca lo habías visto, con mermelada y cinco especias chinas
Postres salvajes y desenfadados para seguir cuidándonos
Postres salvajes y desenfadados para seguir cuidándonos
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.