MERMELADAS Y QUESO. JUNTOS SABEN MUCHO MEJOR - Mermeladas La Vieja Fábrica
eshop

Un queso para cada mermelada cero azúcar refinado de La Vieja Fábrica

MERMELADAS Y QUESO. JUNTOS SABEN MUCHO MEJOR

¿Tienes invitados en casa? ¿Estás pensando en elaborar una cena entre amigos o en familia? Si te toca hacer de anfitrión o si simplemente quieres sorprender a tus seres más cercanos, preparar una tabla de quesos puede ser una buena opción. Un “picoteo” sabroso y saludable en el que puedes combinar distintas variedades para no dejar a nadie indiferente. Pero si, además, los unes con el dulce sabor de la mermelada, verás cómo adquieren toda una gama de matices nuevos que pondrán un toque de sabor en la mesa.
Las mermeladas son el acompañante perfecto para un plato o una tabla de quesos .Y es que hay una mermelada ideal para cada tipo. Descubre qué variedades son más apropiadas para los quesos fuertes, cuáles acompañan mejor a los suaves y cuáles encajan a la perfección con el queso fresco.

Queso y melocotón, el clásico que se reinventa

Son la pareja ideal pero, lejos de resultar empalagosos o de caer en la monotonía, están cada vez más buenos. Los quesos suaves y cremosos, como el brie, adquieren un matiz nuevo y lleno de sabor combinado con la mermelada de melocotón. Si quieres ir un paso más allá y hacer de tu receta un plato aún más saludable, prueba a combinar el queso con la nueva gama Cero Azúcar de La Vieja Fábrica (enlace a la nueva gama), elaborada con edulcorantes 100% naturales y endulzadas con un concentrado de manzana y algarroba.

Frutas del bosque y quesos fuertes

La mermelada de frutas del bosque de La Vieja Fábrica (enlace a la ficha de esta variedad) combina a la perfección con quesos de un gusto intenso, a veces también con un toque picante, como el parmiggiano reggiano de Italia, el gruyere suizo o el cheddar inglés. Una fusión de sabores que rescata lo mejor de la cocina de diferentes partes del mundo y que no te dejará indiferente.



 

Mermelada de fresa y queso feta

¿Dulce o salado? ¿Te cuesta decidir? Y por qué no tenerlo todo en un mismo plato… El gusto salado del queso feta combina muy bien con la dulzura de la mermelada de fresa. Y es que este queso, elaborado con la cuajada del queso curada en salmuera, se ha vuelto muy popular en los últimos años en aperitivos y ensaladas.
Si aun así esto te sabe a poco y quieres ir un paso más allá, apuesta por esta variedad de mermelada de arándanos y fresas en un único formato de 350 gramos (enlace a la ficha del producto).

Queso de cabra o camembert con mermelada de frambuesa

Como aperitivo o entrante, un plato que casi nunca suele fallar son las delicias de queso de cabra o de queso camembert con frambuesa. Son un clásico en los bares de tapas y en las terrazas pero ahora puedes probar también a combinarlo en casa con la mermelada de frambuesa Cero Azúcar de La Vieja Fábrica (enlace a la ficha del producto).
Si eres de los que no se conforman con lo más clásico, puedes sustituir también la frambuesa por la nueva variedad de mermelada de naranja amarga de La Vieja Fábrica. (enlace a la ficha del producto). Una explosión de sabor.
 
En una celebración especial o simplemente en un día en el que te apetezca cuidarte y mimarte especialmente, queso y mermelada son el matrimonio perfecto. Deja volar tu imaginación y descubre todo el abanico de combinaciones posibles a tu alcance.
 

Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.