El postre de los primeros atletas: cheesecake con La mermelada de piña

PREPARACIÓN

Pocos son los golosos que consiguen resistirse a un buen cheesecake. Y, aunque al oírlo nombrar, muchos nos trasladamos inconscientemente a Nueva York, lo cierto es que su origen poco tiene que ver con Estados Unidos, ya que el cheesecake que consumimos hoy nació en la Antigua Grecia hace más de 4.000 años. 

En aquella época, el pastel de queso era alimento y fuente de energía para los primeros atletas de los Juegos Olímpicos. Cuando Grecia fue conquistada por los romanos, estos modificaron la receta y la llevaron al resto de países de Europa. Cada país fue modificando la receta original según sus gustos y tradiciones, hasta que finalmente llegó a América llevada por los primeros colonos europeos. A principios del siglo XIX se incorporó el queso crema a la receta cuando un fabricante quesero de Nueva York trataba de reproducir una variedad de queso francés y, por casualidad, obtuvo un queso suave y cremoso que años más tarde distribuyó bajo el nombre de Philadelphia. Desde entonces, el cheesecake es todo un icono para los neoyorquinos pero también para el resto del mundo. Por ejemplo, en Italia se elabora con queso mascarpone y ricotta, y los alemanes no realizan la base con galletas, sino con masa recién preparada.

Preparación

  • Para la base, triturar las galletas y las avellanas, mezclar con la mantequilla en pomada e introducir en un molde redondo de unos 20 cm. Presionar la galleta hasta formar una base e introducir en la nevera.
  • Mientras mezclar todos los ingredientes del relleno en un bol y batir con varilla o con batidora eléctrica, pero a velocidad baja para no añadir aire.
  • Una vez esté todo bien mezclado y sin grumos verter en el molde sobre la base de galleta.
  • Introducir en el horno precalentado a 200º durante 35-40 min, una vez horneada dejar enfriar de un día para otro.
  • Una vez fría añadir la mermelada de piña por encima y servir.  

 

Nuestras mermeladas son el resultado del saber hacer.

Respetamos los ingredientes y la manera de siempre de hacer las cosas.

Ver