eshop

Todo sobre un perfecto desayuno con La Vieja Fábrica

Las claves para un desayuno perfecto

“El desayuno es la comida más importante del día”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase a nuestros padres, abuelos, maestros o gurús publicitarios? Pero, ¿alguien nos ha explicado alguna vez por qué?
Un desayuno sano y equilibrado nos ayuda a regular el nivel de azúcar y de otros nutrientes en nuestro organismo desde el inicio del día, permitiéndonos controlar los antojos y el “picoteo” entre horas y tomar mejores decisiones sobre el resto de nuestra alimentación. Además, afecta de forma determinante a nuestro estado de ánimo durante la jornada permitiéndonos rendir mejor física y mentalmente.
 

¿Cuál es el mejor momento para desayunar?

El desayuno comienza por la noche. Sí, sí, increíble pero cierto. Los alimentos que hayamos ingerido en la cena nos ayudarán a despertarnos con más o menos apetito al día siguiente.
Aunque algunos expertos recomiendan dejar pasar al menos 12 horas de ayuno entre cena y desayuno, cada persona es diferente y no existe una regla única para todos. Lo ideal es desayunar en el momento en que se empieza a notar un poco de hambre, ya sea en casa o en el trabajo pero, sobre todo, no dejar el estómago vacío hasta la hora del almuerzo.
El desayuno es con frecuencia el gran olvidado de nuestra dieta. Muchas veces no se hace de la manera adecuada… o, aún peor: no se hace. Y ése es un gran error. Nuestro cuerpo necesita esa dosis de energía y nutrientes a primera hora y si lo acostumbramos a no tenerla, nuestra salud lo acabará notando a medio y largo plazo.



 
Lo cual no quiere decir que tengamos que dedicarle toda la mañana, simplemente el tiempo suficiente para poder disfrutarlo. Muchos expertos aconsejan que el desayuno dure unos 20 minutos, aunque ello depende de los tiempos de cada uno. Ya sea un desayuno frugal de lunes o un brunch de domingo, lo importante es otorgarle la justa importancia que ha de tener en nuestra dieta.
 

¿Qué debe incluir un buen desayuno?

Al igual que cualquier otra comida, el desayuno ha de ser sano y equilibrado e incluir alimentos de diferentes grupos.
Cada vez encontramos más atajos que prometen darnos el aporte necesario para encarar el día en buen estado en muy poco tiempo, pero en La Vieja Fábrica apostamos por lo natural, por productos de toda la vida elaborados de forma tradicional. Por eso, en nuestro desayuno no pueden faltar lácteos, frutas, cereales y grasas saludables.
A partir de aquí, las combinaciones son infinitas. Tantas como te permita tu imaginación a estas horas del día. Por ejemplo, un yogur griego con mermelada de ciruela de La Vieja Fábrica y copos de avena o unas deliciosas galletas dietéticas de nueces con mermelada de naranja amarga. Lo ideal es que consigamos el equilibrio perfecto entre hidratos de carbono, proteínas, grasa y fibra, sin caer en la rutina. Por eso, es aconsejable variar nuestro desayuno cada día, manteniendo siempre el correcto equilibrio entre nutrientes.

¡Desata tu creatividad!

Y es que, un factor muy importante a la hora de desayunar y que muchas veces no tenemos en cuenta es la originalidad. Sí, sí, ya sabemos que no es fácil ser creativo recién levantados a las 7 de la mañana, pero no hace falta ser un Foodie profesional para sacarle todo el partido a nuestro plato. Por ejemplo, un mugcake de chocolate con mermerlada de cerezas tradicional de La Vieja Fábrica.



Dedicarle unos minutos extra al desayuno el fin de semana para que éste sea visualmente apetecible además de saludable nos ayudará a tomarlo con más ganas. Basta con echarle un poco de imaginación. ¿Lo probamos?
 
Recibe todas nuestras promociones y novedades
He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.