eshop

Chutney: qué es y cómo hacerlo para tus recetas

Es originario de Oriente, se considera sinónimo de la expresión “para chuparse los dedos”, es muy fácil de elaborar y va camino de convertirse en la última revolución de la cocina casera. Hablamos del chutney, una salsa agridulce con la textura de una confitura, y que se elabora con frutas o verduras cocidas en vinagre, especias muy aromáticas y azúcar. Quédate hablamos del chutney: qué es el chutney y cómo hacerlo para tus recetas

En la India, de donde procede, suele acompañar a los panipuris o buñuelos, a menudo acompañada de otras salsas de sabores similares como los encurtidos, papads o raitas. Allí el chutney es conocido como “chatni”, y vocablo que muchos traducen también como “especias fuertes” o “encurtidos”. No falta quien busque su raíz en el término hindi “aplastar”, pues su elaboración pasa precisamente por triturar varios ingredientes.
Sea como fuere, chutney es sinónimo de sabores tan intensos como tentadores. Fueron los británicos –¿cómo no?– quienes empezaron a importar el chutney desde los tiempos de la Compañía de las Indias Orientales y del Raj, y empezaron ellos mismos a ensayar elaboraciones caseras para acompañar las tostadas, el queso, la carne fría y otros platos. Tanto predicamento llegó a tener, que todavía hay quien sostiene que se trata de un plato inglés, aunque las diferencias entre las recetas hindúes y las británicas son notables, sobre todo en lo que se refiere a aromas.
Esto no deja de tener su lógica, si pensamos que no existe una receta ortodoxa para elaborar el chutney. Es un elemento que admite las texturas finas y homogéneas como los tropezones, los sabores suaves como los picantes. Algunos se elaboran casi sin cocción, y otros necesitan hasta dos horas de reducción al fuego. Una receta base sería disponer en un cazo de algunas frutas de temporada, cebolla, azúcar –preferiblemente moreno, aunque sirve cualquier otra–, vinagre de vino y algunas especias. Se calienta todo a fuego lento durante unos 12 minutos, dejándolo reducir al máximo, y ya está listo. Si se quiere sin tropezones, basta pasar el resultado por la batidora.

Recetas con chutney

Las recetas del chutney pueden elaborarse con uno o varios vegetales mezclados, lo que les otorga una variedad similar a la de las ensaladas. Y cabe recordar que van muy bien, también, las combinaciones de frutas y verduras. Por otro lado, en Europa y Estados Unidos, lo común es que el chutney nos aparezca como producto envasado. Con este propósito se le añade aceite vegetal, vinagre o zumo de limón, a fin de potenciar las propiedades conservantes.
Cuando ya sabes del chutney qué es y cómo hacerlo para tus recetas no duduarás en echar mano a las mermeladas de La Vieja Fábrica y hacer recetas tan ricas como estas:

Rollitos de primavera con salsa de mermelada de fresas



Salteado agridulce de verduras y langostinos con mermelada de piña



Alitas de pollo glaseadas con cebolla endulzada



Ensaladita verde de pulpo troceado y vinagreta de mermelada de tomate y soja

Español
Recibe todas nuestras promociones y novedades